Con I de Innovación

InnovacionEn un post de hace unos días hablábamos de la ilusión. De cómo son los “ilusionados” los que mueven el mundo y hacen girar la rueda, los que encuentran siempre un motivo que les empuja hacia delante y les hace sacar lo mejor de sí. Pero con I de ilusión se escribe otra cualidad no menos importante que la primera y es la “innovación”.

Las novedades son tan importantes como la ilusión para mantener a una persona motivada. Y a su vez, la motivación moviliza a las personas. Entramos pues en una rueda donde cada eslabón juega un papel y la innovación tiene el suyo.

Cuando hablo de innovar, no estoy pensando en grandes hazañas, en la creatividad con mayúsculas… cuando hablo de innovar, hablo de tener la predisposición y la actitud de querer cambiar en todo lo que hacemos; en que nuestros quehaceres diarios se hagan con mente abierta y este flujo de entrada a las cosas nuevas, provoque por sí mismo lo novedoso en nuestras rutinas.

Una persona innovadora debe buscar resultados diferentes y para conseguirlo, debe actuar sin ponerse límites, debe variar, abrirse a los cambios. Ya lo dijo Einstein: “… Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”

En Factoría de Talento, creemos en esos valientes que se sorprenden a sí mismos cuando intentan cosas nuevas, cuando renuevan su ilusión, cuando varían sus rutinas y dan pasos adelante. Con ese talento queremos construir el futuro, los pilares de las organizaciones, pero sobre todo los pilares de nuestra sociedad. Innóvate y acompáñanos en esta apuesta por el talento.

El talento no tiene sexo

Talento femeninoEsta mañana leíamos el siguiente titular: “Las mujeres con cargos de responsabilidad ganan un 10% menos que los hombres”.

Un estudio realizado, muestra que las mujeres en mandos intermedios o puestos directivos de diversos niveles cobran de media un 10% menos que los hombres.

Esta diferencia es más o menos pronunciada en función de cuál sea el sector de actividad del que hablamos.

El estudio apunta además que esta diferencia existe a pesar de que la presencia de la mujer en determinados puestos se ha incrementado considerablemente, pero no de la misma manera su salario.

La gran pregunta es….¿por qué?

-¿Tiene más talento el hombre que la mujer? ¿Aporta más valor?
-¿Acaso las decisiones que se toman en los puestos directivos, dependen del sexo de quien las toma?
-¿O es que el hombre por naturaleza está mejor preparado que la mujer para trabajar en puestos de responsabilidad?

¡LA RESPUESTA ES NO!!!

Esta desigualdad, hace tambalear la validez de grandes pasos dados en el pasado, de los avances de la tecnología en el presente, de la capacidad de pensar con mente abierta en términos de productividad, rendimiento, liderazgo, capacidad…y no de SEXO.

No seamos antiguos, no retrocedamos siglos de historia y dejemos a cada cual demostrar hasta dónde quiere o puede llegar sin importarnos si es hombre o mujer.

Factoría de Talento apuesta por el Talento Femenino, exactamente igual que apuesta por el masculino.

Mandela, un LÍDER con mayúsculas

mandelaCuando estamos de luto por un ser querido, es natural preguntarse: ¿qué ha significado esta persona en mi vida? Hoy, muchas personas a lo largo de este planeta, estando a kilómetros de distancia, sin haber conocido personalmente a Mandela, nos hacemos esta pregunta.

La historia de la humanidad seguro que hubiera sido diferente si Mandela no hubiera existido o si lo hubiera hecho sin un compromiso personal ilimitado por generar cambio en su entorno.

Mandela es el ejemplo de dar un paso al frente ante un problema que requiere una solución difícilmente imaginada para otros aunque nítida para él; compartiendo la responsabilidad de la solución con los demás; consiguiendo pequeñas victorias que afiancen su autoridad y su visión.

A toro pasado, el proceso parece muy fácil. Si repasamos la historia de Mandela, fueron muchos las creencias y costumbres establecidas que rompió para crear nuevos paradigmas:
• Condenado a cadena perpetua, tras 27 años en prisión, recupera la libertad.
• Se convierte en el primer presidente negro de Sudáfrica (país con un 79% de la población con ascendencia negra).
• Tras toda una vida de lucha, incorpora a De Klerk como vicepresidente de su gobierno.
• Considerado un terrorista durante muchos años por su defensa de la lucha armada, le otorgan el premio Nobel de la Paz.
• Mantiene su liderazgo hasta el día de su muerte, que ocurre de forma natural.

Tal vez el origen de todo estuvo ahí: los paradigmas valen hasta que alguien demuestra que pueden modificarse. El objetivo es el cambio social y, el medio, el liderazgo.

“Lo que cuenta en la vida no es el mero hecho de haber vivido. Son los cambios que hemos provocado en la vidas de los demás lo que determina el significado de la nuestra”, N. Mandela (1918-2013)

Loguito