Abrir la mente, comerse el mundo por Mar Coronado

Ray se quita los zapatos nada más entrar por la puerta. «Mmm… ¡qué bien huele! », piensa para sus adentros. «Hoy papá ha hecho tortilla de patata, ¡me encanta! ». Una deportiva para un lado, la otra en dirección opuesta. Suelta todos los trastos apresuradamente, el abrigo empapado de ese lluvioso lunes tirado encima de una silla; su mochilla llena de libros abandonada en medio del pasillo; vacía sus dos bolsillos, el abono, el móvil, la cartera, las llaves, posadas en la estantería. Se apresura a darle un beso a su padre y robar el primer trozo de su ansiada tortilla. «Si es que como en casa en ninguna parte», era lo único que pasaba por su mente en ese instante.

Amar y ser amados por Mercedes Prado

Se habla continuamente de lo distintos que somos todos. Pero no señor, eso es mentira. En el fondo somos todos iguales y todos buscamos una cosa: amar y ser amados“. Es una frase que repitió Daniel Blanco un par de veces en la tarde del día de ayer. ¿Y puede ser que esa búsqueda sea algo tan sencillo? ¿Se puede reducir toda nuestra vida a esa afirmación?

Así nos lo cuenta Daniel Blanco, un ejemplo a seguir en muchos aspectos, hablando sobre arriesgarse por lo que uno quiere, ser fiel a los principios de uno mismo y amar a los demás.

Cambio y contradicción por Carla Ortiz

Esta mañana me levantaba con una noticia en LinkedIn de Deloitte que decía: “Sin ataduras laborales: la fidelidad empresarial de los millenials ha descendido respecto al año pasado. Tan solo el 37% tiene pensado seguir en su trabajo más de cinco años”.

Loguito