¡Bienvenido al Blog de Factoría de Talento Adecco!

Descubre las reflexiones, impresiones, aprendizajes e increíbles experiencias de los chicos de las distintas ediciones de Factoría.

“Saltar barreras, soñar a lo grande” por Elisabeth Martin

Eli, 22 años, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid y una de nuestras súper 40 finalistas de la Sexta Edición de Factoría de Talento Adecco. Inquieta, de espíritu aventurero y con mucha energía, le encanta viajar y recargar pilas disfrutando con amigos. ¿Lo que más dice de ella? Su sonrisa. Aparte de reírse con facilidad define mucho su actitud de coger la vida con ganas. Para Eli son imprescindibles tres cosas: los planes improvisados, los conciertos de pop rock español y disfrutar de su familia, un pilar fundamental en su vida. ¡Bienvenida a Factoría de Talento Eli! ¡Bienvenidos talents de la Sexta Edición! Comienza una gran aventura… ¿Quieres saber cómo ha sido hasta ahora? Eli nos lo cuenta…

Factoría de Talento

Sentir impacto en nuevos rincones por Andrea Sabio

Siempre he pensado que escribir una vez te has alejado de experiencias intensas es también quitar emocionalidad y fuerza al mensaje. Escribir en un momento cercano es mostrar sentimientos profundos y con ello también, abrirte con cada palabra. Por esto escribo este mensaje mientras estoy sumergida en uno de los Factoría de Talento Adecco Weekends, porque es mi forma de crear, porque es así como puedo compartir de verdad la profundidad y cercanía de lo vivido.

Abrir la mente, comerse el mundo por Mar Coronado

Ray se quita los zapatos nada más entrar por la puerta. «Mmm… ¡qué bien huele! », piensa para sus adentros. «Hoy papá ha hecho tortilla de patata, ¡me encanta! ». Una deportiva para un lado, la otra en dirección opuesta. Suelta todos los trastos apresuradamente, el abrigo empapado de ese lluvioso lunes tirado encima de una silla; su mochilla llena de libros abandonada en medio del pasillo; vacía sus dos bolsillos, el abono, el móvil, la cartera, las llaves, posadas en la estantería. Se apresura a darle un beso a su padre y robar el primer trozo de su ansiada tortilla. «Si es que como en casa en ninguna parte», era lo único que pasaba por su mente en ese instante.